DESPLÁCESE HACIA ABAJO

EXITOSA INTRODUCCIÓN DEL TRANSPORTE MEJORADO DE POLLITOS DE UN DÍA EN ASIA

International Hatchery Practice, Volume 33.1 por Gerrit van der Linde, especialista sénior de avicultura, Heering.

Midland Breeders Ltd, radicada en Sri Lanka, es uno de los criaderos asiáticos que reconocen el transporte como uno de los eslabones más débiles en la cadena de producción de carne de pollo. La empresa Midland Breeders, buscando aumentar la calidad, ha introducido ahora con éxito los camiones de pollitos de un día de Heering y ha mejorado significativamente los resultados de sus granjas.

Solo pollitos de un día llenos de vitalidad pueden lograr buenos resultados en la granja. Aunque los criaderos ponen mucho esfuerzo en aumentar su rendimiento, mejorando la calidad de la eclosión de huevos, optimizando el tiempo de almacenamiento y el rendimiento de incubación, a veces dejan de lado el transporte.

Sin embargo, el transporte también es un factor crítico y, cuando se subestima, produce pérdida de calidad en los pollitos.

El clima tropical es uno de los mayores desafíos durante el transporte de aves de corral en esa región. Muchos criaderos en Asia utilizan camiones con ventilación natural y consiguen con ello una capacidad de refrigeración limitada durante las horas de la tarde. Aunque se eviten las temperaturas extremas del mediodía, se sigue sin poder mantener un control de temperatura y de ventilación en estos camiones. Cuando los conductores se ven obligados a detenerse o reducir la velocidad por el tráfico, la disminución de la ventilación provoca un aumento del estrés por calor y una alta humedad, lo que causa pérdidas en la calidad de los pollitos. Esto afecta el rendimiento de la granja y también, por lo tanto, al resultado total de la cadena de producción. Los criaderos pagan el precio de la mortalidad durante la primera semana, pero, como ya ha experimentado Midland Breeders, esto se puede evitar con un mejor transporte.

“Hemos introducido varias tecnologías nuevas en Sri Lanka, como incubadoras y equipos de procesamiento, y muchos otros productores nos han seguido”, dice el fundador de Midland Breeders, Mohammed Imtiaz. “Criamos pollitos de un día en nuestras propias granjas y también suministramos a otros clientes (alrededor del 40% de nuestra capacidad de incubación). Con nuestros antiguos camiones logramos una  mortalidad del 0,8% durante la primera semana, pero siempre intentamos mejorar aún más porque nuestros estándares de calidad son elevados“.

Protegiendo el potencial de rendimiento

Invertir en un camión de pollitos Heering no fue una decisión fácil para Midland Breeders. La inversión fue mayor que la del camión anterior, la tecnología era más avanzada y, como fueron los primeros usuarios en Sri Lanka, no contaban con ninguna referencia. Pero después de asesorarse convenientemente, se convencieron de que el camión con forma de V de Heering era la solución para disminuir la tasa de mortalidad y proteger el potencial de rendimiento de los pollitos durante el transporte.

El antiguo camión de Midland Breeders llevaba  dos filas de cajas de pollitos a lo largo de los laterales, que consistían en paneles medio abiertos de tela metálica. No llevaba calefacción ni refrigeración y la ventilación se debía principalmente al flujo de aire natural durante el tránsito.

Heering ya había estudiado situaciones muy similares en Asia. Allí hay camiones equipados con pequeños ventiladores, mientras que otros simplemente tienen un espacio de carga abierto, o incluso una estructura de malla de alambre para mantener las cajas en su lugar y permitir el máximo flujo de aire. Los camiones tienen un techo fijo o una lona con la que proteger a los pollitos en caso de lluvia.

En las regiones más frías, los laterales se cierran con puertas correderas que pueden abrirse si se necesita más ventilación, y ventiladores montados en el techo para extraer el aire.

Incluso en el caso de sistemas de refrigeración de transporte, su capacidad limitada y la mala distribución del aire producen variaciones de temperatura en el rango de 10-15 °C. Como los pollitos de un día solo pueden mantener su temperatura corporal óptima de 39,5 °C dentro de un rango de temperatura pequeño (30-33 °C),  esta variación causará estrés por frío a las aves cercanas a los laterales del camión, donde la ventilación es fuerte. Y lo que es aún peor, producirá estrés por calor a las aves en las zonas que carezcan de ventilación.

El transporte es a menudo organizado por el criadero o, dentro de empresas más grandes, por un departamento de transporte independiente. En otros casos lo realiza un contratista externo, ya sea contratado por el criadero o por el cliente individual.

Estos contratistas cobran por pollo entregado, por la distancia recorrida o por la entrega. Ellos están interesados en una alta capacidad a bajo costo y no sienten el efecto de las pérdidas de calidad.

A no ser que sean obligados por el criadero o el cliente, los transportistas optarán por camiones baratos y sencillos.

Los productores de pollos de engorde que se ven afectados por los resultados no tienen a menudo ni la opción ni el poder para cambiar la situación. Los criaderos deciden el transporte de pollitos.

Doble reto

El reto para Heering de desarrollar un camión para pollitos de un día adecuado a las condiciones tropicales tenía un carácter doble.

En primer lugar, instalar la suficiente capacidad de refrigeración para compensar la producción de calor de los pollitos de un día en tránsito, además de añadir refrigeración al aire caliente de entrada y compensar la humedad producida por la condensación de agua al sistema de refrigeración. En segundo lugar, distribuir de forma  uniforme y en gran volumen este aire climatizado sobre las cajas de pollitos.

Las series en V de Heering, patentadas  y premiadas (premio a la innovación VIV Asia 2017) proporcionan una climatización óptima, con un sistema de flujo de aire especialmente diseñado que distribuye el aire de manera uniforme sobre las filas de cajas de pollitos.

El calor, el vapor de agua y el CO2 se eliminan a través de las salidas de aire. Este diseño también proporciona una eficiencia energética mejorada, reduciendo a la vez el peso de la unidad. Debido a la mayor capacidad de ventilación y refrigeración, este sistema en forma de V es la opción preferida para climas cálidos y húmedos. Como la fiabilidad es muy importante, la potencia del sistema de ventilación de 24 voltios se asegura de tres formas: mediante el alternador del camión, mediante una batería y mediante el generador diésel. El control totalmente automático de la climatización asegura un transporte de pollitos seguro y sin incidencias.

Midland Breeders decidió también equipar la caja del camión con un sistema telemático Heering Link, para la monitorización en tiempo real de la climatización. Además de observar la temperatura, la  humedad relativa y el CO2, el Heering Link proporciona información sobre los parámetros geográficos y técnicos.

Los clientes pueden utilizar los datos obtenidos para optimizar el transporte de pollitos de un día y mejorar aún más su cadena de suministro. Además, se puede también generar un diagnóstico  técnico de la instalación en tiempo real. La posibilidad de contar con soporte técnico inmediato aporta mucha tranquilidad al cliente.

Para maximizar la capacidad, Midland Breeders decidió comprar no solo la caja de camión, sino también los carros y cajas para pollitos de Heering. Aunque la carrocería del camión Heering está adaptada para llevar todo tipo de cajas de pollitos, el uso de equipos Heering le permitió a la empresa alcanzar una capacidad de carga de 50.000 pollitos de un día.

El cuerpo del camión en forma de V se entregó por vía marítima en Sri Lanka en 2016 y se montó en un camión local. El montaje lo realizaron de forma conjunta el personal de Heering y personal local. Un instructor de Heering acompañó la primera entrega de pollitos.

Capacitación profesional

Para garantizarse un equipo de transporte comprometido y competente, el señor Imtiaz pidió a Heering que formase a su personal. La formación y la ayuda durante las primeras entregas de pollitos corrieron a cargo de Gerrit van der Linde, que cuenta con amplia experiencia en la materia.

Gerrit formó al personal para trabajar con la nueva tecnología, pero también los instruyó sobre las necesidades y el comportamiento de los pollitos de un día. Los aspectos higiénicos del transporte, incluida la limpieza y la desinfección del camión, fueron parte importante de la capacitación.

Para asegurarse de que los conductores ya formados tuvieran plena confianza con el camión y para optimizar la configuración y el uso del nuevo vehículo, Gerrit los acompañó en diferentes entregas, tanto a sus propias granjas como a granjas externas.

Con la capacitación in situ y el apoyo de Heering, los conductores y el personal de Midland Breeders entienden ahora perfectamente cómo manejar y mantener el nuevo camión; el viejo camión abierto ya no se utiliza.

En retrospectiva, el señor Imtiaz valora muy positivamente su decisión. En los registros exactos de producción que mantienen en sus propias granjas, puede observarse que el peso corporal de los pollitos ha mejorado con un promedio del 11% y que la mortalidad durante la primera semana se ha reducido a más del 50%.

El camión de Heering ha contribuido significativamente a estos resultados positivos y, por lo tanto, ha demostrado que la inversión tiene un corto tiempo de amortización.

news-image